Páginas

17 de junio de 2014

Claves de éxito para una marca

El entorno ha cambiado. Nuestra forma de comunicarnos ha cambiado. El marketing ha cambiado.

claves de éxito para una marca

Cada vez hay más productos en el mercado, pero ¿qué hace que compremos un producto u otro? La marca.
El producto no transmite nada, es la marca la que habla. Los consumidores no compramos productos, compramos MARCAS.
Hasta hace un tiempo funcionaba muy bien comunicar que tu producto era el mejor del mercado, pero ya no. Las cosas han cambiado y mucho.
Lo que funciona ahora es el vínculo emocional que transmite la marca, porque el usuario ya no es "tonto" y me incluyo. La tecnología ha cambiado nuestro comportamiento y muchos de nosotros comprobamos en internet un producto antes de tomar la decisión de compra.
Hay que conectar, hay que transmitir amistad, solidaridad, confianza...en definitiva hay que ser sincero y tener grandes dosis de empatía con tu público.
La sociedad necesita identificarse: una religión, unos pensamientos políticos, una forma de vestir o un estatus social. Las marca te ayuda a definir tu perfil frente a los demás, a formar parte de un grupo, a formar parte de una "tribu".

Y, ¿por dónde empezamos a trabajar nuestra marca?

A nivel interno

En una empresa hay que empezar por todos los trabajadores, porque son la esencia de la empresa y son los constructores de la marca, son los que mueven y ayudan a dar forma. 
Hay que motivarlos para que vean los valores de la marca por la que trabajan.
Se tienen que sentir a gusto en su lugar de trabajo. Cuando estamos bien, se nota y eso se transmite en tu marca.


exito de la marca

Si hay unidad y mentalidad de equipo en la empresa, la marca se transforma en un motor, transmite todos los valores de la empresa y de quien la compone.
Se ha de mimar primero a los empleados y en segundo lugar a los clientes.
La motivación del equipo es la base del éxito de la marca.

Autenticidad y transparencia

La marca debe ser auténtica. Si es así es mucho más fácil transmitir y llegar a tu público. Te van a creer, vas a conectar, vas a dialogar. Escucha a tu público objetivo.
Paréntesis: cuando estudiaba hace años programación neurolingüística, me impactó una frase que nos dijeron nuestros profesores Sol y Robert: "Hay que desarrollar más la escucha activa. Por eso tenemos dos orejas y una boca." 
Así que escucha sus emociones, sus reacciones. El público habla. 

¿Cómo compra el usuario?

Normalmente primero aparece el sentimiento y luego racionalizamos la compra. Por ejemplo: imagina que tienes que comprar una tablet. Tú sabes que hay muchos tipos de tablet, variedad de precios, colores, prestaciones, etc. Entonces, ¿porqué un Ipad y no otra marca? ¡Porque te encanta la MARCA Apple!

Vas a racionalizar la compra del Ipad con mil argumentos a favor de la marca. Está claro que empatizas con Apple, que te sientes identificado con lo que hace y transmite, que sientes que te da todo aquello que necesitas, te gusta su diseño, sus colores, sus aplicaciones,TODO.

claves de exito de la marca

Paréntesis: a mí no me gustan los Ipad porque hay alguna cosilla que no me deja hacer, pero tengo un amigo que su pasión traspasa fronteras. Le puedes demostrar que hay algo mejor,¡ pero no escucha! Ha empatizado tanto con la marca, se ha vuelto tan fiel, que da igual el nuevo producto que saquen al mercado porque él va a ir como un loco a buscarlo. Y sé que como él, Apple tiene fans incondicionales.
Steve Jobs transmitió y empatizó perfectamente con el público. Construyó el puente perfecto entre empresa y clientes: la marca.

El Marketing ha cambiado

Las 4P's, análisis, mediciones, resultados, resultados y ¡resultados ya! Eso ha pasado a la historia como comentan pocos , y yo estoy de acuerdo. A la hora de empezar una estrategia de marca hay que pensar a largo plazo porque necesitamos tiempo. Una introducción lenta y constante es lo que en un futuro nos dará frutos. El problema que nos encontramos actualmente es que queremos resultados ya, a corto plazo, rápido. Nos hemos convertido en una sociedad impaciente y caprichosa.  
El objetivo es darla a conocer, ser auténticos y transparentes, motivar a toda la empresa, conectar, dialogar y sobretodo escuchar. Y eso necesita un tiempo. 

Ya no posiciona el producto, posiciona la MARCA.


¿Quieres dejar tu comentario?